Las Arañas Vasculares y Ejercicios para prevenir las varices - DrParés

Arañas Vasculares

Arañas Vasculares

Una excelente noticia, NO son un problema clínico de gravedad!

Al igual que las varices, las arañas vasculares son una dolencia muy frecuente en la población y tienen una incidencia más elevada en las mujeres. Se calcula que afectan a un 20-30% de la población mayor de 35 años.

Las arañas vasculares (telangiectasias) también son venas de pequeño tamaño, generalmente no dilatadas, superficiales, fácilmente visibles a través de la piel pero a diferencia de las varices no constituyen un problema de salud, por tanto se trata de una entidad cosmética o estética. Ocasionalmente pueden presentar síntomas como picor, sensación de calor local, escozor entre otros.

Las arañas vasculares aparecen en la mayoría de las ocasiones, en las piernas si bien también son frecuentes en el rostro, tórax y abdomen. Su forma puede ser de ramificación o de araña (de ahí proviene su nombre). Aunque más allá de su forma, la diferencia más relevante, es que “las arañas vasculares generalmente no suponen ningún tipo de problema clínico, es tan sólo un problema de carácter estético”.

Respecto al tratamiento de las arañas vasculares, destaca el tratamiento mediante Laser Neodimio y la esclerosis líquida ( polidocanol) o con micro espuma.

Las diferentes alternativas de tratamiento pueden ser muy efectivas o fallidas parcial o totalmente. La efectividad de éstos dependerá mucho del factor de prevención que de manera subsecuente es el tratamiento, quizás el más efectivo pero de larga duración (uso de medias  elásticas antivarices graduadas de forma intermitente).

El tratamiento mediante Laser consiste en la fulguración de la araña mediante la aplicación de energía térmica en forma de un haz milimétrico de laser.

La esclerosis consiste en la punción de la araña vascular y posterior inyección de una sustancia cuya finalidad es irritar el interior de la vena tratada de forma que dicha vena se acabe fibrosando, “secando” y por tanto deje de ser visible. El uso de líquido o espuma viene marcado por el tamaño y características de la vena a tratar.

Por otro lado las varices aparecen por múltiples motivos, pero la vida sedentaria o permanecer mucho tiempo sentado o de pie, al igual que todos aquellos hábitos que son perjudiciales para la circulación sanguínea, son factores que las favorecen.

Hablemos un poco de la Escleroterapia.

¿Qué es la escleroterapia? El procedimiento que consigue hacer mejorar gradualmente y quizás hasta desaparecer los diferentes tipos de varices

 Las varices pueden provocar además de problemas estéticos pueden ocasionar diversas molestias, como dolor o hinchazón, interfiriendo, muchas veces, en la vida diaria.

Este tratamiento consigue reducir las varices sin recurrir a la cirugía, y lo hace de forma segura y eficaz. Inyectando una solución directamente en la luz (diámetro) de la vena. Este líquido hace que la vena cicatrice y que la circulación de la sangre busque un nuevo camino que recorrer a través de otras venas sanas. Al cabo de varias semanas, la vena varicosa desaparece al ser absorbida por el tejido local.

La escleroterapia puede tratar diferentes tipos de varices de diferentes calibres, y también arañas vasculares. El método más usado es la esclerosis con espuma, inyectando la sustancia esclerosante en la misma variz.

La escleroterapia se realiza en varias sesiones. El número exacto lo definirá el  médico especialista tras la evaluación inicial y después de determinar el tipo de varices y la mejor forma de abordarlas. Una vez transcurrida la primera sesión, los resultados se irán apreciando de manera gradual, por lo que habrá que esperar varias semanas ( de 4 hasta 8 semanas) hasta poder ver cómo van desapareciendo.

También es importante tener en cuenta que, aunque las varices tratadas se eliminen, si la persona tiene predisposición a padecerlas o mantiene los hábitos de vida que las favorecen, volverán a formarse otras nuevas. Por eso, conviene detectar su origen para, en la medida de lo posible, evitar los factores que podrían propiciar la reaparición. Como hemos dicho, la vida sedentaria es uno de ellos, pero también lo son ciertos medicamentos como los anticonceptivos hormonales o la ropa muy ajustada.

La escleroterapia es una intervención ambulatoria que se realiza sin anestesia. Una sesión suele durar entre 10 y 20 minutos, dependiendo de la cantidad de solución que sea necesaria inyectar. Una vez finalizada, es recomendable el uso de medias de compresión durante unos días, según las indicaciones del profesional. No es común que aparezcan efectos secundarios, pero ocasionalmente pueden surgir manchas o pigmentaciones que suelen desaparecer con el paso de las semanas.

Ejercicios para prevenir las varices

  1. Doblar las rodillas acostados boca arriba en el suelo, debemos flexionar una de las piernas hacia el pecho, sosteniéndola desde detrás de la rodilla. Mientras nos mantenemos así debemos hacer trabajar los músculos de las pantorrillas y los pies moviéndolos.
  2. Pedalear. Puede ser en bicicleta, pero, si no tenemos una, vale recostarse en el suelo con los pies en alto. Mientras más elevadas estén las piernas en este ejercicio, es mejor para la circulación, y por tanto, las arañitas en las piernas van a desaparecer.
  3. Caminar es una forma simple de mejorar la circulación de las piernas, y lo mejor es que no se necesitan más que diez o quince minutos al día para ver los resultados de una caminata.
  4. Levantar las piernas. Para hacer este ejercicio para prevenir las varices en las piernas de la forma correcta debemos recostarnos boca arriba en el suelo, colocar las manos en la parte baja de la espalda para protegerla, debemos elevar las piernas con los glúteos apretados y la espalda apoyada. Una pierna por vez, y debe quedar perpendicular al suelo, mantenerla hasta sentir la sangre fluir y comenzar con la otra. Para relajarse, debes acostarte con las nalgas prácticamente contra la pared, y debes levantar las piernas apoyándolas contra la pared.

Recomendaciones para evitar las arañas vasculares en las piernas

  1. Realizarse masajes en las piernas.
  2. Mantenerse en su peso.
  3. No utilizar pantalones super ajustados en telas que no sean elásticas.
  4. Consumir poca sal, ya que esta retiene líquidos
  5. Elevar las piernas durante algún período de tiempo, por ejemplo cuando dormimos.
  6. Usar zapatos cómodos y preferentemente de poco taco.
  7. No estar mucho tiempo sentado o de pie .

icon-phone (+505) 2278-5757

icon-envelope clinicadrpares@gmail.com

Otros Servicios


Mitos y Anestesia General

Posted 28 septiembre, 2022

Láser CO2 Fraccionado

Posted 9 agosto, 2022

Testimonios


¡Agenda tu cita!


    Importante: La consulta médica tiene un valor de US$50. Aclaramos que no brindamos información de costos o aproximados de procedimientos sin una consulta médica previa. Si estás interesado en conocer todos los detalles de tu procedimientos quirúrgicos es necesaria la consulta médica