Lipotransferencia glutea

La lipotransferencia glutea es un tratamiento médico estético que combina la remodelación y el aumento de volumen de los glúteos. Es una intervención sencilla que ofrece unos resultados muy atractivos. Es una técnica que se aplica con fines estéticos y reparadores.

Definir el contorno, adelgazar, realzar y aumentar su volumen. Muchas personas no están a gusto con sus glúteos. Para ellas, la lipotransferencia es la solución perfecta, puesto que presenta muchas ventajas: es una intervención con carácter ambulatorio con una duración relativamente corta (normalmente, menos de 3 horas), los resultados son permanentes.

¿En qué consiste la lipotransferencia glútea? La lipotransferencia consigue realzar y aumentar el volumen de los glúteos, dejando unas nalgas firmes y atractivas. Para ello, combina dos tratamientos en uno: una liposucción de grasa y un aumento de glúteos. Con ello, se elimina el exceso de grasa en la zona (abdomen, región lumbosacra, etc) y, a su vez, se elevan las nalgas mediante la inyección de esa grasa en aquella zona donde la necesita.

Por medio de pequeñas incisiones, el cirujano extrae la grasa de la paciente, la cual es centrifugada y convenientemente tratada siguiendo los protocolos establecidos para transferencia de Grasa, para inyectarla de nuevo en los glúteos del paciente. Esa comprende ya la segunda parte de la intervención.

La inyección de grasa permite aumentar el volumen y subir su perfil. Las incisiones se realizan en zonas estratégicas, por lo que las cicatrices de las incisiones apenas son visibles a simple vista.

La operación se realiza con anestesia local y sedación y debe ser siempre realizada en sala de Operaciones. Es ambulatoria y requiere el ingreso del paciente en el centro hospitalario. La relativa rapidez y sencillez del tratamiento son el mejor ejemplo de que el posoperatorio no suele ser complicado ni doloroso.

¿En qué consiste esta técnica de lipotransferencia glutea?
En primer lugar, se procederá a obtener la grasa para el injerto. El especialista (Cirujano Plástico) marcará la zona donante de la que se extraerá, normalmente el abdomen o glúteos. Se aplicará anestesia local (previa sedación del paciente) y se realizará una incisión por la que se extrae la grasa mediante aspiración con una cánula.

En segundo lugar, procederemos a la optimización de la grasa donante. Se purifica la grasa y se mezclará con los factores de crecimientos obtenidos de la propia sangre del paciente. Estos factores favorecen la vascularización y la regeneración celular, por lo que aumentaremos la supervivencia de la grasa en la zona receptora.

Finalmente, realizaremos la lipotransferencia en sí. Realizaremos las incisiones necesarias para tratar las mamas. Con una fina cánula se infiltra la grasa optimizada y se deposita en la zona para que arraigue.

Tras este proceso, aún deberemos esperar un tiempo para ver los resultados reales, pues es posible que perdamos parte de la grasa depositada y el tamaño se reduzca sensiblemente.

¿Quién necesita hacerse lipotransferencia glutea?
Una lipotransferencia es similar a un aumento con prótesis, aunque aprovechamos la grasa del paciente. Así pues, las personas que buscan realizar ambos procedimientos pueden tener razones comunes.

Por un lado, muchas mujeres quieren someterse a esta cirugía con unos fines estéticos. Básicamente, quieren aumentar el volumen de sus glúteos y reducir la grasa del abdomen, las caderas o los muslos. Debemos tener en cuenta que se hace una doble operación: una liposucción para reducir grasa de un sitio y un aumento de senos. En este sentido, la paciente debe tener la suficiente grasa como para ser capaz de donar. Una mujer muy delgada puede No ser candidata como paciente para este tipo de procedimiento.

Además, deberemos tener en cuenta que una lipotransferencia sirve para aumentar el tamaño de los glúteos, pero no para subirlos, pues lo único que hacemos es ganar volumen en la zona. Si buscas cambiar la forma de tus glúteos, es posible que esta no sea tu solución. Sera entonces las prótesis (silicona) la opción:

Si la o el paciente tiene un correcto sistema circulatorio, no fuma y la grasa está tratada adecuadamente, casi el 90 por ciento de lo colocado se mantendrá viable por un período de 3 a 4 años. No obstante es obligatorio informar que entre un 25%-30% de la grasa transferida se destruirá en período de 6 a 8 semanas después del evento quirúrgico. Sin embargo, hay otras veces en las que hay que retocar. Incluso si bajamos de un 40 o 50 por ciento, habrá que repetir el proceso. También puede darse el caso que se produzcan asimetrías entre ambos glúteos, por lo que será conveniente retocar.

Finalmente, recuerda que la lipotransferencia cumple un doble objetivo: reduce la grasa poco estética de varias zonas de tu cuerpo y aumenta el volumen de los Glúteos.

No hay comentarios todavía!. Sé el primero en dejarnos tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

icon-phone (+505) 2278-5757

icon-envelope citas@drpares.com

Otros Servicios


Testimonios


¡Agenda tu cita!